Most Viewed

Últimas historias japonesas

Curiosidades sobre Japón

Jizos en el templo ZozoJi de Tokyo

Artículo actualizado el

En este artículo vamos a ir recopilando cosas curiosas que hemos ido viendo y leyendo sobre Japón, sus costumbres, sus ciudades… Puedes aportar todas las curiosidades que sepas en los comentarios de abajo.

  • Tokyo es la ciudad del mundo con más estrellas Michelin.
  • La comida italiana por lo general es cara en Japón.
  • Bajo las sillas de muchos restaurantes y cafeterías de Japón hay cestas para dejar el bolso.
  • El número 4 y el 9 son considerados de mala suerte. En Japón son muy supersticiosos, así que hay hoteles que no tienen estos números de planta.
  • Si ves a un japonés con mascarilla es porque está resfriado y no quiere contagiar a los demás. También puede ser por alergia pero por lo general se debe al primer motivo.
  • No se puede fumar en la calle. Existen puntos preparados para ello, normalmente con alguna pared de metracilato, unos bancos y unas vending machines. En muchos restaurantes sí está permitido fumar. A veces separan zonas de fumadores y no fumadores.
  • Tinder en Japón se usa como aplicación de intercambio de idiomas más que nada. Además la proporción entre hombres y mujeres es mucho más desproporcionada que en otros países en este tipo de aplicaciones. Para ligar no es cuestión de apps, es cuestión de idioma. Sin saber japo es difícil. Como me comentó un amigo: “Vamos, que se puede sacar algo, pero este tipo de apps son mucho menos productivas que en otros países”.
  • Teñirse el pelo no esta bien visto en los colegios. Las japonesas tienen el pelo moreno azabache en el 99% de los casos. Por tanto, casi siempre que veas a un colegial con pelo rubio, mechas o tintes, es peluca. ¡Y estas pelucas valen 10.000 yenes! Las pestañas y los rellenos son postizos también.
  • Les encanta llevar medias con calcetines. Los calcetines son un mundo en Japón, los llevan siempre, haga el tiempo que haga. Es muy higiénico y evita que el zapato te haga rozaduras pero aquí le han dado una vuelta de tuerca y los han vuelto kawaii. Los hay con los dedos separados y son comodísimos. Ideales para largos días de turismo, para que no se te monte un dedo sobre otro y te salgan ampollas. Las medias también las hacen con dedos, como si fuesen guantes. Algunas parecen calcetines altos (opacas hasta después de la rodilla y transparentes hasta arriba). Hay muchos puestos y tiendas que te venden 3 pares por 1000 yenes. Nosotros compramos unos de Arare y Sinchan para mujer y unos de dedos para mi con dibujos de sushis (era inevitable estrenarlos visitando la Lonja de Tsukiji).
  • La fauna de las ciudades como Tokyo y Kyoto es digna de comentar. Apenas hay palomas, y las pocas que hay están casi domesticadas. Hasta el punto de que si les enseñas la mano vacía como si tuvieses comida en ella, las palomas se te suben. En cambio hay cuervos por todas partes. Gracias al peculiar sistema de tirar la basura en Japón, los cuervos se han multiplicado en las ciudades de una forma exagerada. A diferencia de las palomas, son más agresivos, más ruidosos y más grandes.
  • La Svastica, que casi todos asocian con los nazis, ya existía antes del Reich. La mayoría de las religiones la tienen representada de una forma u otra. En el budismo también se usa. Los Nazis se la apropiaron, la invirtieron y la rotaron 45º. Por lo tanto lo que se ve en todos los templos no tiene nada que ver con lo que representa el nazismo.
  • Los neko café (cafe de gatos) son muy famosos en Japón. Las fotos que hay pegadas en la fachada de estos establecimientos son de las estrellas del local. A veces tienen una ventana por la que puedes mirar y verlos durmiendo. Pero no puedes hacer fotos, está prohibido. La gente que va a esos cafés suele ser algo especial y no les gusta que les saquen fotos. El local se toma bastante en serio el tema de la privacidad. Si entras y pagas sí que puedes hacer fotos. En los típicos documentales y reportajes ipo Callejeros Viajeros y Españoles por el Mundo siempre van a un nekocafé, una cafetería de lechuzas o similares.
Cafetería de gatos en Takeshita
Cafetería de gatos en Takeshita

 

  • El de las basuras es un tema curioso. Al no tener ni papeleras ni contenedores, las familias y las empresas guardan su basura en el interior de las casas hasta que llega la noche. Entonces sacan la basura a la calle y la tapan con una red para que no se muevan las bolsas. Lo que la red no evita es que los cuervos perforen las bolsas para buscar comida. Te puedes imaginar cómo está eso a la mañana siguiente con las bolsas rajadas. La suerte es que eso no dura nada gracias al excepcional servicio de limpieza. Cuando lo pasan a recoger lo limpian todo.
  • Tienen mil tipos diferentes re reciclajes. Incluso en el McDonalds tienes que tirar en sitios distintos las pajitas de los vasos.
  • Si ves varios contenedores preparados para reciclaje es que van a montar algún evento o festival. Recuerda que en Tokyo no hay papeleras.
  • Los buenos kimonos son auténticas obras de arte. Están hechos a mano con seda natural y pueden rondar los 300.000 yenes (2.500 euros al cambio) sólo la capa exterior, sin cinturón ni nada.
  • El yukata es parecido a un kimono pero menos aparatoso. Tiene menos capas y es más ligero. Existen yukatas masculinos y femeninos, y hay tiendas de segunda mano. Yo me quedé con ganas de probarme alguno para usarlo de bata en primavera. Los vi en las galerías que hay al lado del templo SensoJi en Asakusa.
  • Las geishas se consideran un objeto de lujo, como lo puede ser un Rolex o un Rolls Royce. Antes de nada, debo indicar que una geisha no es una prostituta, como nos hacen dar a entender en películas como Diario de una Gheisa. Una geisha es una acompañante y amenizadora para cualquier evento. Por ejemplo, si contratas a una geisha para que te acompañe en una cena, te dará conversación y te entretendrá con poesías, danzas, tocando algún instrumento musical… Evidentemente no puedes llegar a Kyoto y contratar una geisha así como así. El que se puede permitir contratar a una de estas chicas para una cena será la envidia de todos sus comensales. Para poder contratarlas necesitas:
    • Ser miembro de la casa, como si fuese un club privado o similar.
    • Para entrar en el club necesitas conocer a tres miembros y esos miembros te tienen que avalar. Si el nuevo socio la lía y le echan, los que le han avalado corren con su misma suerte.
    • La cuota mensual es de unos 800€ y con eso ya tienes la posibilidad de contratar maikos (las que llevan la cara pintada de blanco) durante tu primer año y geishas (sin pintar) a partir del segundo año.
    • Si quieres que la maiko o la geisha vaya a tu cena la tienes que contratar. Una geisha sale por unos 2000€ unas 2 horas y poco de compañía. Aparte tienes que pagar la cena, a 200-300€. Si después quieres que te sirvan el té hay que pagar otros 100€ extra. Ve preparando la cartera y casi los ahorros de los últimos 10 años…
  • Las bañeras de los hoteles son pequeñas pero muy profundas. Así que el agua te llega hasta los hombros. Es algo muy japonés el darse un baño al final de la jornada. Una amiga japonesa una vez me comentó que cuando viajó a España en invierno lo que más echaba de menos de Japón era el darse un baño cada noche. Decía que con la ducha no se calienta el cuerpo como lo hace con el baño y que se pasaba el día teniendo frío. Creo que tiene mucha razón. Si alguna vez tengo que reformar el baño me pensaré muy mucho el instalar una bañera de este tipo. Es más pequeña pero te cubre entero y se derrocha menos agua.
  • Totoro vive en un alcanforero, así que te puedes imaginar el tamaño que pueden llegar a tomar. El famoso torii de Miyajima está hecho con madera de este árbol.
  • Cuando vas a comprar y usas efectivo, la dependienta te va contando los billetes que te entrega delante tuyo y te los va separando. Después te cuenta las monedas una a una para que veas que no te engaña con el cambio.
  • Si pagas con tarjeta, te muestra el ticket de la caja y el ticket de la tarjeta. Te hace mirar que coinciden los valores en los dos, y después te pide que firmes.
  • En los comercios siempre te entregan los billetes estirados y con el mismo lado hacia arriba, todos ordenados. Fíjate cuando lo hagan, ¡no fallan!
  • Buses y trenes
    • Hay buses y vagones de metro sólo para mujeres. Esto es debido a que en las horas punta los pervertidos aprovechan para alargar la mano.
    • El bus tiene la misma precisión de horarios que el tren, hay que estar atentos. Si dicen que salen a las 14:33h, es a las 14:33h! No es a las 14:30h ni a las 14:34h.
    • Cada maquinista de tren tiene su propia palanca de velocidad del tren.
    • Otra particularidad es que al bus se entra por la parte de atrás y se paga al bajar por la parte de delante. Si no se tiene el JR pass, cuando se entra hay que pillar un ticket que sale de una máquina expendedora. En ese ticket sale un número. En la parte frontal del bus hay una especie de marcador en el que aparecen los números y el precio que hay que pagar. El precio del bus depende de si al sitio al que vas hay subidas (más caro) o es llano (más barato). Al bajar metes el billete en una máquina junto con la pasta, o le das el JR pass al conductor, que a veces tiene que apuntar los datos. Si te lías no te preocupes, le enseñas el ticket al conductor y él te dirá cuánto dinero debes echar en la máquina.
    • En el suelo de los andenes hay marcas que indican el vagón que parará en ese punto. Es decir, si en el suelo pone “vagón 9”, en ese punto exacto parará el vagón 9 del siguiente tren. Lo clavan los jodíos. La gente espera en el cartel de su vagón, guardan fila ordenadamente, dejan salir a los viajeros del tren antes de entrar… se me caen las lágrimas al recordarlo.
    • El ayudante que va en la cabina de atrás vigila que hayan subido los viajeros de la mitad trasera del tren y avisa al conductor, que está a la otra punta del Shinkansen. El tren es tan largo que, con los andenes curvos, el conductor no puede ver el tren entero. Necesita ayuda para que alguien vigile la zona que no ve.
    • En los Shinkansen existe la clase Grand Class. esta modalidad tiene asientos de piel y lámpara de lectura. Aunque con nuestro JR Pass no podremos catarla.
    • Cada vez que un tren o metro llega al final de trayecto, entra al tren el servicio de limpieza. Dejan el vagón impecable, lo limpian a fondo, aspiran y barren los asientos, el suelo, limpian con gel higienizante los apoyabrazos y cambian las fundas del reposacabezas… También entran unos hombres con un taburete para cambiar todos los anuncios que hay dentro del tren.
    • JR te devuelve una parte del dinero del billete si el tren llega a su destino con más de dos horas de retraso.
  • Los andamios de los templos muchas veces están fabricados con bambú, supongo que lo hacen para que se adapte mejor al entorno.
  • La lluvia es frecuente en Japón pero no te preocupes de los paraguas. En los hoteles siempre tienen de sobra a disposición del cliente. Te lo llevas, lo devuelves y ya está. Sino en los Daiso o cualquier tienda los encontrarás por 300-500 yenes.
  • En ocasiones encontrarás por el metro de Tokyo máquinas de limpieza por ultrasonidos en la que te puedes limpiar las gafas tú mismo y gratis.
  • Mucha gente no puede permitirse comprar una tumba en Japón debido al alto precio del suelo. Para esos se han inventado unas tumbas digitales. Las tumbas digitales son un almacén de cenizas, depositas ahí la caja con la ceniza y un sistema automático la almacena. Cuando quieres rezar por tus familiares vas a una pantalla y seleccionas las cenizas a las que quieres rezar. El almacén automático las busca y te las trae delante tuyo, a la vez que van apareciendo fotos y música en la pantalla.
  • Hay carteles que indican dónde tienes que dejar la comida para los gatos. Los he visto por la zona de Ueno y por Asakusa. El letrero lo reconoceréis porque tiene forma de gato saltando.
  • El burusera es la venta de bragas usadas para regocijo de pervertidos.
  • Todas las bicis que usa la gente son de paseo. Tienen la medida estándar para entrar en los aparcamientos para bicis. Creo que aún no he visto ni una mountain bike.
  • En algunos hoteles hay secadores de paraguas, pero solo funcionan con los típicos paraguas blancos de medida estándar. En algunas estaciones hay como una V de microfibras, lo pasas por ahí y se seca. También hay en algunos sitios candados para que dejes tu paraguas.
  • El kasa obake es un fantasma que se camufla como paraguas abandonado para que lo recojas y te devore. Tiene apariencia de paraguas con un pie. Más info en Wikipedia.
  • En las estaciones de metro de Akihabara hay carteles que avisan a las chicas de que tengan cuidado con los pervertidos que intentan hacer fotos con los móviles por debajo de las faldas.
  • Nos quejamos en España de nuestra programación televisiva pero en Japón creo que es peor aún. Famosos probando platos de comida y los concursos más bizarros que puedas encontrarte.
  • El concepto idol es algo complicado de entender. Son gente normal que de un día para otro saltan a la fama, todo dios se mata por una foto y al día siguiente ya nadie se acuerda de ellos. Te puedes encontrar a muchos chavales persiguiendo el sueño de ser idol, tocando o actuando en la calle para ver si alguien se fija en ellos. Sobre todo en sitios como Shibuya o Akihabara, en los que se mueve mucha gente joven.

 

¿Te sabes más curiosidades japonesas? ¡Cuéntanoslas en la sección de comentarios!

Checklist para tu viaje a Japón
  • Busca tu alojamiento en Tokyo o Kyoto a través de Booking.com. Generalmente podrás reservar sin pagar nada por adelantado. Paga cuando hagas el checkout. Cancelaciones gratuitas.
  • ¿Prefieres Alquilar casa en Kyoto o en Tokyo?
  • Echa un ojo a nuestro Equipaje para Japón.
  • Compara precios de vuelos y busca las mejores ofertas.
  • Si vas a visitar más de una ciudad, compra tu Japan Rail Pass.
  • Compra tu Tarjeta SIM o Pocket Wifi antes de viajar a Japón.
  • Lleva siempre un Seguro de Viaje. Es importante.
  • Reserva excursiones o restaurantes de Kyoto a través de Voyagin y consigue importantes descuentos.

    Deja tu comentario

    Tu dirección de email no será publicada.*