Most Viewed

Últimas historias japonesas

Historia corta: El nuevo mundo de un hombre viejo y perezoso

Jardín Yoshikien en Nara

Artículo actualizado el

Hace mucho, mucho tiempo, vivía un hombre viejo y perezoso, en un pequeño pueblo. Odiaba mover sus brazos y piernas, incluso hablar le daba pereza. Lo odiaba desde que era un niño, y le encantaba ser así.

Era tan vago que nunca había ido a ver un hanami. Se quedaba en casa cuando había festivales. Se pasaba el día sentado, sin hacer nada.

Según se fue haciendo viejo, cada vez se hacía más y más vago. Nunca había tomado un té calentado por un brasero de carbón. ¡Qué pereza!

Leaf

Sin embargo, nadie le odiaba. Se pasaba el día tostándose al sol, y, nadie sabe como, pero aún así llegaba a fin de mes.

Era una persona de pocas palabras, pero también era un buen hombre. Si la gente le hablaba o le preguntaba por qué no se movía, él se excusaba.

  • Hace mucho viento. No quiero salir.

Él era muy sensible al frío. A pesar de ser tan gruñón, le encantaban los niños. Aunque, al ser tan perezoso, nunca les contaba historias interesantes. Sólo les sonreía.

Los niños jugaban a su alrededor, diciendo:

  • ¡Gruñón, gruñón!

Cuando el viejo se quedaba dormido los niños le ponían un trozo de papel en la cabeza, o una banderita en la espalda, y reían. Pero él jamás tuvo un mal gesto con ellos.

Nadie escapa de la muerte, y su día llegó. Como nunca había hecho nada malo a nadie, fue directo al Paraíso.

Buddha dijo:

  • Fuiste demasiado vago en tu mundo. A pesar de que no hiciste nada malo ni nada bueno a nadie, siempre fuiste amable con los niños. Así que te concederé un deseo.

El anciano pensó mientras se rascaba la cabeza, y dijo:

  • Querido Buddha, nunca deseé reencarnarme en otro ser humano. Quiero convertirme en un ser más sencillo y cómodo.

Buddha rió ante semejante perezoso, y pensó qué podía adaptarse a su petición. Pero era complicado encontrar lo que el viejo había pedido.

Al principio Buddha pensó en convertirle en serpiente. Pero las serpientes son sensibles al frío en invierno, así que no encajaba. Buddha pensó y pensó.

  • ¡Le reencarnaré en nube! Puede flotar en el cielo infinito sin tener que hacer nada más. Así que es lo mejor para un hombre tan vago como él. Pero cuando sopla fuerte el viento se desplazaría muy rápido, así que creo que tampoco encajaría.

Buddha estaba perdido. Pensó y pensó hasta que al final dio con la respuesta y reencarnó al hombre.

Acadia

En un cálido y lejano mar, al sur, por el que nadie navegaba, Buddha le convirtió en un alga que flotaba tranquilamente entre dos rocas. Todo el día flotando en la superficie del mar. El sol calentaba mientras el suave ruido de las olas le relajaba. Los pájaros apenas sobrevolaban esa pequeña isla, en la que ni humanos ni animales vivían. Jamás se avistaba el humo de algún barco cercano.  Solo las flores de una orquídea sobre una roca desprendían un ligero olor mientras revoloteaban al compás del viento tranquilo y cálido.

Así, un día, una década, 20 años, 100 años y 200 años pasaron. Y ahí, del amanecer al anochecer, siempre el mismo paisaje.

Por Mimei Ogawa.

 

Hasta aquí otra de las historias tradicionales japonesas que hemos traducido. Como ves, muchas de estas historias nos chocan pues no le encontramos una moraleja, acaban bruscas o no le vemos el sentido desde nuestro prisma occidental. Estamos acostumbrados a otro tipo de cuentos. Aún así queremos trasladarte esta colección de historias para empaparte un poco más de la cultura y tradición japonesas.

Puedes leer todas las historias en el siguiente enlace:

Muchas gracias por leernos. Puedes dejar tus comentarios e impresiones sobre estas historias justo debajo de estas líneas. Y recuerda que, si nuestra web te ayuda a planificar tu viaje, puedes premiarnos comprando tu Japan Rail Pass o reservando tus hoteles en Booking a través nuestro. Te costará lo mismo y nos ayudarás a mantener la web.

 

Checklist para tu viaje a Japón

  • Busca tu alojamiento en Tokyo o Kyoto a través de Booking.com. Generalmente podrás reservar sin pagar nada por adelantado. Paga cuando hagas el checkout. Cancelaciones gratuitas.
  • ¿Prefieres Alquilar casa en Kyoto o en Tokyo?
  • Echa un ojo a nuestro Equipaje para Japón.
  • Compara precios de vuelos y busca las mejores ofertas.
  • Si vas a visitar más de una ciudad, compra tu Japan Rail Pass.
  • Compra tu Tarjeta SIM o Pocket Wifi antes de viajar a Japón.
  • Lleva siempre un Seguro de Viaje. Es importante.
  • Reserva excursiones o restaurantes de Kyoto a través de Voyagin y consigue importantes descuentos.

    Deja tu comentario

    Tu dirección de email no será publicada.*