Most Viewed

Últimas historias japonesas

Historia corta: Dos Esposas

Templo Eikando de Kyoto

Artículo actualizado el

Hace mucho, mucho tiempo, vivía un hombre de clase alta en la corte de Kyo, la capital de aquel entonces. El hombre tenía una esposa devota. Pero un día se cruzó con una hermosa joven y se enamoró. Empezó a visitar a la joven a menudo. En aquella época era común que los nombres tuvieran varias esposas al mismo tiempo. Ellos no vivían con sus esposas. En vez de eso, las visitaban cuando podían y dormían con ellas.

clam picker 拾蛤 ~
Un marido atento y amable visitaba a sus mujeres una tras otra, por turnos. Pero este hombre empezó a pasar de su primera mujer cuando conoció a la joven. Era obvio que para él sólo le importaba su nueva mujer. Su primera mujer se sentía muy sola.
Se dijo a sí misma:

  • Mi marido debe haberme olvidado. ¡Es vergonzoso!

Un día, cuando el hombre estaba de negocios, se encontraba en un lugar un poco alejado de la capital, y le sirvieron un plato fantástico de almejas. Al día siguiente dio un paseo por la orilla del mar y encontró algunas almejas en las que crecían las algas marinas y se mecían con las olas en el mar. Se dijo a sí mismo «Estas almejas deben ser como las que cené anoche. Quiero llevarle unas pocas a mi querida mujer». Pidió a su secretario que le llevara unas cuantas:

  • Toma estas almejas y llévaselas a mi mujer tan pronto como puedas. Por favor, dile que las he escogido especialmente para ella y que espero que le gusten.

El joven secretario, sin embargo, llevó las almejas a la vieja esposa, y le entregó el mensaje de su jefe.
La mujer estaba sorprendida. No se esperaba tal regalo después de tanto tiempo de abandono.

  • Dime dónde está mi marido. ¿Está viajando?
  • Ahora mismo está de negocios por la costa. Encontró estas almejas y me pidió que te las entregara.

Esta joven mensajera debe haber malinterpretado las intenciones de mi marido» , pensó, pero dijo:

  • Dile que he recibido las almejas y que aprecio su regalo.

A la mujer le gustaban las almejas con algas. Así que las puso en agua con sal y disfrutó viéndolas respirar bajo el agua.
El secretario volvió y reportó a su jefe:

  • Entregué las almejas a su mujer sin problema.

El hombre pensó que su joven mujer estaría contenta de haber recibido el regalo. Unos días después el noble volvió a casa. Tan pronto como llegó la preguntó:

  • ¿Recibiste lo que te envié el otro día?
  • No me llegó nada. ¿Qué era?
  • Encontré unas almejas con algas en las costa. Pensé que te gustarían, así que le pedí a mi secretaria que te las trajera inmediatamente.
  • ¡Nunca me llegaron! Si las hubiera recibido me habría encantado comérmelas sazonadas con vinagre.

El hombre salió de la habitación y preguntó a su empleado:

  • ¿A quién le entregaste las almejas?
  • Se las dí a su mujer, quiero decir, a su primera mujer.
  • Ve y tráemelas inmediatamente.

El joven corrió a la casa de la primera esposa.

  • Como pensaba, no me las enviaba a mi, ¿verdad?

La mujer trajo la tina y un pedazo de papel japonés de alta calidad en el que se escribió un texto. Cubrió la tina con el papel, la ató con una cuerda y le dijo al mensajero:

  • Sujétalo firmemente. Ten cuidado. ¡No dejes que el agua se derrame!

El marido observó las frases escritas en el papel.

«Aunque me entregaron las almejas por error, disfruté viéndolas».

El texto le recordó su dulzura y elegancia. Destapó el tarro.

  • ¡Las almejas aún están vivas!

Se quedó gratamente impresionado. «Mi segunda esposa me dijo que se las hubiera comido con vinagre. En comparación, mi primera mujer es mucho más agradable y sensible».

Decidió visitar a su vieja mujer de nuevo con las almejas. Se volvió a llevar bien con ella y siguieron relacionándose durante años. Por otro lado, perdió el interés en su segunda esposa y nunca volvió a visitarla.

Clam digger water color
 

Hasta aquí otra de las historias tradicionales japonesas que hemos traducido. Como ves, muchas de estas historias nos chocan pues no le encontramos una moraleja, acaban bruscas o no le vemos el sentido desde nuestro prisma occidental. Estamos acostumbrados a otro tipo de cuentos. Aún así queremos trasladarte esta colección de historias para empaparte un poco más de la cultura y tradición japonesas.

Puedes leer todas las historias en el siguiente enlace:

Muchas gracias por leernos. Puedes dejar tus comentarios e impresiones sobre estas historias justo debajo de estas líneas. Y recuerda que, si nuestra web te ayuda a planificar tu viaje, puedes premiarnos comprando tu Japan Rail Pass o reservando tus hoteles en Booking a través nuestro. Te costará lo mismo y nos ayudarás a mantener la web.

 

Checklist para tu viaje a Japón

  • Busca tu alojamiento en Tokyo o Kyoto a través de Booking.com. Generalmente podrás reservar sin pagar nada por adelantado. Paga cuando hagas el checkout. Cancelaciones gratuitas.
  • ¿Prefieres Alquilar casa en Kyoto o en Tokyo?
  • Echa un ojo a nuestro Equipaje para Japón.
  • Compara precios de vuelos y busca las mejores ofertas.
  • Si vas a visitar más de una ciudad, compra tu Japan Rail Pass.
  • Compra tu Tarjeta SIM o Pocket Wifi antes de viajar a Japón.
  • Lleva siempre un Seguro de Viaje. Es importante.
  • Reserva excursiones o restaurantes de Kyoto a través de Voyagin y consigue importantes descuentos.

    Deja tu comentario

    Tu dirección de email no será publicada.*

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.