Most Viewed

Últimas historias japonesas

Historia corta: La Hija que tuvo Dos Pares de Padres

Vistas de Kyoto desde el mirador del Ginkaku-Ji

Artículo actualizado el

Hace mucho, mucho tiempo, vivía una joven mujer en un pueblo montañoso. Cuando era un bebé, su piel era suave como la seda, así que sus padres la llamaron Kinu (seda). Fue criada con el mayor de los cuidados y cariños. Se convirtió en una joven preciosa. Pero un día enfermó de repente. Temblaba ante la sombra de la muerte, que le decía.

Winter

“Pronto Yama, el Rey del Infierno, enviará a un ogro, su seguidor, hacia mi. El ogro debe llevarle mi alma”. Ella pensaba una y otra vez cómo podía escapar de la muerte. Por fin tuvo una idea. Pidió a su madre que colocara un bol con arroz delante de la puerta principal de la casa. Así, cuando el ogro lo viera, quizás se lo comiera y cambiara de idea.

Como ella pensó, apareció un ogro gigante ante su puerta. “¡Qué bien! Me han dejado lista una fantástica cena. Tengo hambre desde que salí del Infierno”.
El ogro terminó de comer en pocos minutos y caminó hacia la cama de la enferma.

  • Mis padres se disgustarán muchísimo si te llevas mi alma. Por favor, perdóname la vida.
  • Ahora que acabo de degustar esta fantástica comida me siento generoso. De acuerdo, no me llevaré tu alma… pero tengo que cumplir la orden de Yama de un modo u otro. Sino, me castigará. Ummm… ¿conoces a alguna otra chica que se llame Kinu y se parezca a ti? Si hay alguien así por aquí cerca, me la llevaré.
  • Sí, hay una. Vive en la casa del pueblo vecino que está a orillas del río. Se parece a mi y se llama Kinu.
  • ¡Perfecto! La llevaré ante el rey.

El ogro se fue, y en un momento ya estaba frente a la otra Kinu, la que vivía a orillas del río.

  • ¿Eres Kinu, no? Lo siento por ti pero debo llevarte al Infierno en lugar de la Kinu que vive en la montaña.

Ella se desmayó al instante.
“Mi señor debe estar esperando. Debo darme prisa y llevarle su alma.”

  • Mi lord, ya estoy aquí, con una mujer de nombre Kinu.
  • Buen trabajo. Pero… espera, esa no es la  mujer que yo pedí. Te has confundido, ¿no?
  • ¿Ah sí?
  • ¡Idiota, lo sé todo! La Kinu que yo te pedí te ha embaucado para que le mostraras piedad, y no pudiste negarte porque te preparó una cena fantástica. Vuelve y tráemela.

El ogro recibió una buena bronca de Yama. Para complacerle, trajo a la primera Kinu.

  • Esta es la Kinu que te pedí.

Dijo Yama, y dijo a la otra Kinu:

  • Puedes volver a casa.

Ésta volvió a su casa a orillas del río. El problema era que no podía encontrar su cuerpo. Sus padres ya lo habían incinerado.
Volvió al Infierno lamentándose.
He vuelto a casa pero no me puedo reencarnar. Ya han incinerado mi cuerpo, así que no tengo cuerpo en el que vivir.
Entonces oyó a Yama susurrándole desde el Infierno:

  • Es culpa mía. Tu cuerpo ya se ha incinerado pero el de la Kinu de la montaña aún permanece en su casa. Puedes usar su cuerpo.

El alma de la segunda Kinu entró en el cuerpo de la primera.

  • ¡Gracias a dios! Mi hija Kinu ha revivido!

Los padres de Kinu de la montaña estaban tan contentos de ver a su hija respirar de nuevo.
Pero la joven agitó su cabeza y dijo:

  • No soy vuestra hija Kinu. Soy la Kinu que vive a orillas del río en el pueblo vecino.
  • ¿De qué estás hablando? Tú eres nuestra hija, no hay duda.

Todo lo que ella hizo fue negar con la cabeza y dirigirse a su casa, a orillas del río.

  • Padre, madre, estoy en casa.
  • ¿Quién eres?
  • Soy Kinu, vuestra hija.
  • No te entendemos. Nuestra hija Kinu murió hace dos días, y la hemos cremado. Así que lo que dices es imposible.

Esas palabras le dolieron, pero pensó “Nuestros padres quizás no me crean, pero he decidido contarles todo lo que ha pasado”.
Ella les contó todo desde el principio.

  • ¡No puede ser cierto!
  • ¿Por qué debería mentiros?

Ellos finalmente aceptaron su historia.

  • ¡Qué felices somos! Aunque su cuerpo sea totalmente diferente, nuestra hija ha vuelto a casa. Kinu, en verdad eres nuestra hija. Es maravilloso tenerte de nuevo con nosotros.

Los padres de la Kinu de la montaña escucharon el rumor de que su Kinu se había ido a vivir a la casa del río.
Esto es tan misterioso… Es el cuerpo de nuestra hija, pero el alma de la otra Kinu. Así que parte de ella sigue siento nuestra hija. Queremos que vuelva y nos visite tan a menudo como pueda.
Tras esto, la renacida Kinu combinó visitas a ambas casas y tuvo una vida feliz con dos pares de padres.

house of Shirakawago

 

Hasta aquí otra de las historias tradicionales japonesas que hemos traducido. Como ves, muchas de estas historias nos chocan pues no le encontramos una moraleja, acaban bruscas o no le vemos el sentido desde nuestro prisma occidental. Estamos acostumbrados a otro tipo de cuentos. Aún así queremos trasladarte esta colección de historias para empaparte un poco más de la cultura y tradición japonesas.

Puedes leer todas las historias en el siguiente enlace:

Muchas gracias por leernos. Puedes dejar tus comentarios e impresiones sobre estas historias justo debajo de estas líneas. Y recuerda que, si nuestra web te ayuda a planificar tu viaje, puedes premiarnos comprando tu Japan Rail Pass o reservando tus hoteles en Booking a través nuestro. Te costará lo mismo y nos ayudarás a mantener la web.

 

Checklist para tu viaje a Japón

  • Busca tu alojamiento en Tokyo o Kyoto a través de Booking.com. Generalmente podrás reservar sin pagar nada por adelantado. Paga cuando hagas el checkout. Cancelaciones gratuitas.
  • ¿Prefieres Alquilar casa en Kyoto o en Tokyo?
  • Echa un ojo a nuestro Equipaje para Japón.
  • Compara precios de vuelos y busca las mejores ofertas.
  • Si vas a visitar más de una ciudad, compra tu Japan Rail Pass.
  • Compra tu Tarjeta SIM o Pocket Wifi antes de viajar a Japón.
  • Lleva siempre un Seguro de Viaje. Es importante.
  • Reserva excursiones o restaurantes de Kyoto a través de Voyagin y consigue importantes descuentos.

    Deja tu comentario

    Tu dirección de email no será publicada.*