Most Viewed

Últimas historias japonesas

Historia corta: La hija que se reencarnó en oveja

Riachuelo en el Parque Nara

Artículo actualizado el

En China, en la Era de la Dinastía Tang, vivía un hombre llamado Keisyoku. Tenía una hija a la que quería con locura. Pero ésta murió, causa de una epidemia, cuando tenía 10 añitos. La pareja estaba destrozada.

兵马俑 (Terracotta Army)

Dos años después, la compañía para la que trabajaba le destinó a otra ciudad. Antes de partir decidió invitar a sus amigos y familiares a cenar. Compró una pequeña oveja en el mercado.
Esa noche su mujer tuvo un sueño muy extraño, en el que se le aparecía su difunta hija, diciéndole:

  • Madre, cuando estaba viva me criásteis con indulgencia, y fuisteis muy tolerantes conmigo. Me he reencarnado en una oveja blanca. Papá no lo sabía, pero me compró ayer. Me mataréis mañana. ¡Madre, ayúdame por favor!

A la mañana siguiente, ella dijo a un sirviente, con convicción:

  • No puedes matar esa oveja. Se lo explicaré más tarde a mi marido.

Cuando regresó de su trabajo, Keisyoku notó que la comida para la fiesta aún no estaba preparada. Fue corriendo a recriminar a su sirviente:

  • Mis invitados están a punto de llegar. ¿Por qué no está lista la comida?
  • Su mujer me pidió que no matara a la oveja. Así que así lo hice. No he podido preparar nada de cena.

Cabreado, Keisyoku dijo:

  • No la escuches. Debes matarla inmediatamente y preparar la cena.

Ordenó a su sirviente que colgara la oveja en una barra y así lo hicieron. La colgaron por los cuernos.

Cuando los primeros invitados llegaron a la casa vieron a una hermosa niña colgada de la barra por el pelo.

  • Era la hija de los dueños de esta casa, pero me he reencarnado en una pequeña oveja blanca. Me están matando ahora mismo, por favor ayudadme.

Los invitados escucharon decir esto a la niña con un hilillo de voz. Sin embargo, el sirviente sólo veía una oveja.

  • Mi señor se cabreará si no preparo inmediatamente la cena.

El sirviente golpeó a la oveja hasta la muerte y la cortó en piezas para asarlas.
Los invitados, viendo la tragedia, abandonaron la casa.
El padre, al preguntar a los invitados la razón de su huida, se quedó en shock. La expresión de su rostro se tornó en agonía. Tras esto, Keisyokudejó de comer y murió de hambre.

 

Hasta aquí otra de las historias tradicionales japonesas que hemos traducido. Como ves, muchas de estas historias nos chocan pues no le encontramos una moraleja, acaban bruscas o no le vemos el sentido desde nuestro prisma occidental. Estamos acostumbrados a otro tipo de cuentos. Aún así queremos trasladarte esta colección de historias para empaparte un poco más de la cultura y tradición japonesas.

Puedes leer todas las historias en el siguiente enlace:

Muchas gracias por leernos. Puedes dejar tus comentarios e impresiones sobre estas historias justo debajo de estas líneas. Y recuerda que, si nuestra web te ayuda a planificar tu viaje, puedes premiarnos comprando tu Japan Rail Pass o reservando tus hoteles en Booking a través nuestro. Te costará lo mismo y nos ayudarás a mantener la web.

 

Checklist para tu viaje a Japón

  • Busca tu alojamiento en Tokyo o Kyoto a través de Booking.com. Generalmente podrás reservar sin pagar nada por adelantado. Paga cuando hagas el checkout. Cancelaciones gratuitas.
  • ¿Prefieres Alquilar casa en Kyoto o en Tokyo?
  • Echa un ojo a nuestro Equipaje para Japón.
  • Compara precios de vuelos y busca las mejores ofertas.
  • Si vas a visitar más de una ciudad, compra tu Japan Rail Pass.
  • Compra tu Tarjeta SIM o Pocket Wifi antes de viajar a Japón.
  • Lleva siempre un Seguro de Viaje. Es importante.
  • Reserva excursiones o restaurantes de Kyoto a través de Voyagin y consigue importantes descuentos.

    Deja tu comentario

    Tu dirección de email no será publicada.*